Programa de educación para la ciudadanía global “TERRA”,

EL PAISAJE CULTURAL DEL CAMP D’ALACANT.

Vertebrando una comarca sostenible.

caminando por la huerta 2
press to zoom
1/2

Ubicación

El Camp d´Alacant. Se contempla trabajar en un amplio ámbito de la comarca histórica de la Huerta de Alicantina, en los municipios de Alicante, Sant Joan d’Alacant, El Campello y Mutxamel. Aquel conjunto representaba un modelo global de actuación territorial, articulado a través de importantes infraestructuras hídricas en torno al río Monnegre, desde el Pantano de Tibi.

Duración

30 meses

 

Fechas

Febrero de 2020 a Julio de 2022

 

Contraparte Local/Asociación colaboradora

Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante

https://www.coacv.org/es/noticia-coacv/proyecto-terra-el-paisaje-cultural-del-camp-dalacant-vertebrando-una-comarca-sostenible-14135.html

Personas beneficiarias

De acuerdo a la problemática planteada y las necesidades detectadas, identificamos la importancia de interactuar con diferentes grupos destinatarios, con el fin de fomentar y alimentar en valores, actitudes y prácticas urbanas y sociales a una ciudadanía participativa en pro de un futuro urbano sostenible y equitativo. El programa formativo y divulgativo está dirigido a las administraciones, entidades, asociaciones y a la sociedad en su conjunto. Para ello, se plantea un Proceso Participativo, que se desarrollará mediante las siguientes sesiones formativas: Jornadas Formativas, Mesas Participativas, Itinerarios y una Jornada Ciudadana. Estas cuatro Líneas de Actuación, persiguen una finalidad específica para el grupo destinatario al que está dirigido.

Presupuesto

127.557,54 €

Financia

Proyecto financiado principalmente por la Generalitat Valenciana, Consellería de Transparencia, Resposabilidad social, Participación y Cooperación en la convocatoria “Proyectos de Educación para la Ciudadanía Global 2019” y por el Ayuntamiento de Alicante, Concejalía de Inmigración, Cooperación y Voluntariado en la convocatoria de "Proyectos de sensibilización y educación para el desarrollo en el municipio de Alicante, relativa al año 2018 y 2019".

Objetivo

OBJETIVO GENERAL:

Contribuir a la protección y puesta en valor del Paisaje Cultural entorno a la huerta de l’Alacantí, vertebrando la comarca de manera inclusiva y sostenible, a través de la generación de alianzas e intercambio de aprendizajes y conocimientos.

 

OBJETIVO ESPECÍFICO:

Fomentar la participación activa de la ciudadanía en la creación de metas compartidas para el reconocimiento del Paisaje Cultural del territorio de la huerta alicantina.

 

La finalidad es propiciar una evolución en la dinámica social, capaz de garantizar la pervivencia de sus valores y de su carácter a través de Alianzas para la configuración de un modelo de ciudad sostenible fundamentado en el paisaje cultural de la huerta alicantina, además, asegurar la Equidad intergeneracional, poner de manifiesto que toda una comunidad trabaja conjuntamente en la construcción de una situación en la cual las futuras generaciones tienen el derecho a una herencia adecuada que les permitirá un nivel de vida no menor al de la generación actual, todo lo anterior mediante un enfoque de participación.

Descripción

La comarca de L’Alacantí cuenta con una inusual concentración de Bienes de Interés Cultural, 28 torres defensivas diseminadas por la antigua Huerta de Alicante, que son sólo la punta de lanza de un entramado patrimonial de más 200 de bienes, entre casas y villas de la Huerta, arquitectura religiosa, núcleos históricos, caminos tradicionales y los sistemas de riego, que, junto al Pantano de Tibi, constituyen un conjunto singular de gran belleza e incalculable valor. Sin embargo, este valioso legado experimenta desde hace décadas un prolongado proceso de abandono que está abocando a la desaparición de una parte importante de estos bienes.

 

El territorio de la huerta alicantina, ha perdido su valor cultural y patrimonial y se ha transformado en un espacio fútil, sin perspectiva paisajística y ambiental, siendo una suma de lugares desconocidos, concebidos socialmente como espacios de nadie, que no se conocen ni se reconocen como propios.

 

Esta iniciativa parte de la convicción que la problemática que abordamos es común a otros territorios en cualquier parte del mundo en países empobrecidos o no, próximos a la costa que se han desarrollado destruyendo el paisaje cultural que les daba singularidad, identidad como pueblo y construido durante siglos a base de aprender a usar los recursos de manera sostenible. Esta globalización de la especulación del suelo, pérdida de identidad como pueblo, desarrollo económico sin tener en cuenta otros valores de sostenibilidad, equidad, gobernabilidad de la ciudadanía, vulneración de derechos humanos, hacen de esta iniciativa, un proyecto de empoderamiento ciudadano en pro de una ciudadanía comprometida con el lugar donde viven y por ende de este planeta que habitamos. Arquitectura Sin Fronteras tiene como misión Trabajar en la mejora de la habitabilidad y la defensa del derecho de las personas a un hábitat digno promoviendo el desarrollo humano equitativo y sostenible. Parte importante de nuestro trabajo es tejer relaciones con agentes de desarrollo a nivel nacional e internacional que nos permitan trabajar en red.

 

Conociendo las iniciativas del Colegio Territorial de Arquitectos de Alicante y su compromiso para la configuración de un modelo de ciudad y territorio sostenibles y en la defensa del patrimonio cultural valenciano, especial en temas tan sensibles como “Las Torres de la Huerta”, que forman parte de un paisaje cultural vinculado a la agricultura alicantina, nace una colaboración para trabajar juntos en pos de poner en valor la Huerta Alicantina. 

 

Para ello pondremos en valor la Huerta Alicantina, ya que reconocemos que es un relato propio del territorio, un patrimonio cultural que influyó de forma determinante en el desarrollo del mismo. Queremos poner de manifiesto el que nos preocupa el futuro de la huerta alicantina.

 

Una sociedad que debe resolver sus problemas ha de empezar por conocerlos y reconocerlos como propios. Eso significa que ha de asumir su existencia además de entender su magnitud en la correcta dimensión y, en consecuencia, la responsabilidad que le compete. La necesidad, que el valor social añadido consiga resolver estos problemas, es el indicador que ha de permitir que la sociedad dimensione correctamente el mismo y lo reconozca, y que permitirá, desde esta posición, reaccionar y actuar corresponsablemente en la dirección adecuada.

 

Si se analiza el problema descrito desde un punto de vista más amplio que el de la protección del patrimonio cultural, ahondando en el concepto de patrimonio natural y la función productiva del paisaje y desarrollo económico local, se puede determinar que de los 17 objetivos establecidos en la agenda 2030, once tienen relación directa con la problemática descrita en este contexto. Esto implica que la resolución del problema identificado supondría paralelamente la correcta consecución de los siguientes objetivos y metas establecidos en la agenda 2030.

 

Es vital activar la sensibilización social hacia esta cuestión, recuperar lugares y acontecimientos olvidados, desarrollar nuestro territorio a través del sentido de comunidad hacia un desarrollo sostenible. Este programa educativo surge de la necesidad detectada en la ciudadanía en general de un alto grado de desconocimiento del significado del interés del Paisaje Cultural de la antigua huerta alicantina. Por desgracia este hecho supone, además, que la gran mayoría del tejido social no sea consciente del estado de deterioro y abandono en el que se encuentra dicho paisaje cultural.

 

Apostamos entonces por marcar una línea de acción imprescindible, formar a la ciudadanía a través de la participación y el reconocimiento de su territorio, formar un Equipo Embajador de la Huerta Alicantina que genere y fomente iniciativas ciudadanas y traslade a las administraciones su interés y necesidad de proteger el Paisaje Cultural de un territorio percibido y valorado como el soporte de su identidad y de la comarca.

 

Las/os Embajadoras/es de la Huerta Alicantina, serán emisarias/os y formadoras/es en diversos ámbitos de la sociedad y contextos sociales con el fin de dar continuidad al programa educativo, por ello se contará con un recurso didáctico común, que facilite transmitir el legado de aprendizaje consolidado y la utilización del material lúdico-pedagógico que fomenta el uso de las TIC’s para el aprendizaje cooperativo sobre el Paisaje Cultural de la huerta L’Alacantí.

 

El desafío que tenemos por delante es formar ciudadanos en la búsqueda y consolidación de motores de vida basados en valores y criterios saludables y consecución de metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para aprender a actuar y tomar decisiones responsables en las ciudades que habitamos.